lunes, 9 de enero de 2012

La ballena habita ya en el río lejano del invierno.
Dentro del mar hay ríos que sólo son deseos de agua dulce.
Dentro del río, del mar y la ballena hay un grito que lo mueve todo.

1 comentario:

  1. Siempre hay un río que nos lleva, pero no siempre donde queremos ir.

    ResponderEliminar